martes, 2 de agosto de 2011

4 opciones para conectarnos a Internet

Internet se ha convertido en una herramienta fundamental para el manejo de cualquier negocio. Ya sea para comunicarnos por email o enviar y recibir documentos, el hecho de disponer de una buena conexión se convierte en algo básico para poder desempeñar nuestro trabajo con comodidad.

Imagen de Oliver V. Müller
Mucho ha cambiado desde los primeros módems que inhabilitaban la línea telefónica cada vez que queríamos navegar por la red. Hoy en día las conexiones de alta velocidad están perfectamente implantadas en nuestro país. De hecho, según revela el Instituto Nacional de Estadística en su encuesta anual sobre el equipamiento tecnológico en los hogares españoles, el 75,9% de las viviendas disponían de ADSL en el 2010.

Para elegir el tipo de conexión para nuestro negocio debemos considerar una serie de factores:

  • Cobertura: Conviene que antes de elegir uno proveedor u otro, nos informemos de los que tienen cobertura en nuestra zona.
  • Uso y velocidad de conexión: Debemos considerar si nuestra necesidad se limita a enviar correos electrónicos o si queremos descargarnos gran cantidad de datos, enviar documentos pesados (videos, documentos) etc.
  • Movilidad: Si viajamos habitualmente por motivos de trabajo y necesitamos estar conectados, deberíamos considerar una conexión que nos garantice total movilidad.
  • Presupuesto: En función del uso que vayamos a darle a nuestra conexión, nos interesará gastarnos una cantidad u otra.

Una vez considerados estos factores, podremos elegir entre un tipo de conexión u otra. Veamos los principales tipos disponibles:

  • ADSL: Es el tipo de conexión más implantado en nuestro país. Se trata de una tecnología que utiliza la línea de teléfono, para transmitir datos e información a gran velocidad. Su principal ventaja es que permite al usuario hablar por teléfono a la vez que está navegando por Internet.
  • Cable: Esta tecnología utiliza el cable coaxial que usa la línea de TV y permite obtener un ancho de banda mayor que las líneas telefónicas convencionales y por lo tanto permite conseguir una velocidad hasta 10 veces superior a la de un sistema telefónico tradicional.
  • Fibra óptica: Este sistema permite obtener una conexión de gran calidad y velocidad gracias al cable de fibra óptica. Si el ADSL funciona con un hilo de cobre que envía señales eléctricas, la fibra óptica transmite pulsos de luz a través de un cable, que equivale a 110 hilos de cobre. Su desventaja radica en el coste elevado de instalación y que sólo puede contratarse en las zonas que tengan instalado este tipo de cable.
  • Internet móvil: Esta tecnología permite conectarse en cualquier momento y lugar, siempre que tengamos cobertura móvil. Dependiendo del operador pueden conseguirse velocidades equiparables a las de la Banda Ancha por cable. Para conectarse con nuestro ordenador basta con utilizar un módem USB que suele proporcionar el operador. Si nos queremos conectar con nuestro teléfono móvil, basta con contratar el servicio para empezar a navegar, ya que la mayoría de los teléfonos actuales incluyen la función módem.
  • Conexión por ondas de radio: es un sistema de comunicación inalámbrica de punto a multipunto, que utiliza ondas radioeléctricas a altas frecuencias, en torno a 28 y 40 GHz. Es una transmisión vía radio, similar a la de la telefonía móvil, pero con un mayor ancho de banda y capacidad de transmisión, pero exige la distancia entre las antenas de emisor y receptor se encuentren a una distancia inferior a los seis kilómetros.
  • Conexión por satélite: útiles para zonas donde no hay cobertura ADSL o donde no llega el cable. Hay dos formas de conectarse vía satélite:
    • Unidireccional: se utiliza el satélite solo para recibir datos, por lo tanto necesitas de otra conexión a Internet (aunque sea de velocidad baja). Este sistema realiza las peticiones a través de la conexión terrestre y recibe los datos por satélite.
    • Bidireccional: en este tipo de conexión enviamos y recibimos vía satélite, por lo que tendremos acceso a Internet desde cualquier lugar donde tenga cobertura el satélite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada