martes, 7 de agosto de 2012

Comunicación y comercio electrónico

Ya no se puede entender el e-commerce como la mera transacción o compraventa realizada a través de medios electrónicos o digitales, principalmente a través de Internet. El desarrollo tecnológico generado y la aplicación a las ventas a través de la red de las técnicas y conceptos de gestión del marketing, hacen que el comercio electrónico actual sea todo un conglomerado de herramientas y estrategias, fundamentadas en la comunicación, dirigidas a hacer que un usuario de Internet convierta su búsqueda o intención de compra en una operación real. Y en ese proceso, la base es la comunicación y sus técnicas, desarrolladas a través de la publicidad y el marketing digital.

Según los últimos datos del Libro Blanco del Comercio Electrónico, editado recientemente por Adigital (Asociación Española de la Economía Digital) y el organismo público Red.es, en España había a finales del año pasado 11 millones de internautas que realizaban operaciones de comercio electrónico de forma habitual. Eso es más del 40% de los 28 millones de internautas que están conectados a la red en nuestro país (el 66% de la población). Ese colectivo de compradores realizó operaciones por 10.900 millones de euros en 2011, un 20% más que en 2010.

De todo ello se deduce que el e-commerce es un negocio al alza, en sus diferentes áreas, productos o sectores, que tiene un amplio campo de desarrollo en España, y en el que las técnicas de comunicación y las estrategias de marketing a desarrollar son básicas.

Para tener éxito en algo tan cambiante, novedoso y amplio como el comercio electrónico, hacer una buena campaña de comunicación a través de publicidad en Internet o a través de marketing digital, es lo fundamental. Y para ello hay que tener, tanto el conocimiento básico de todas esas técnicas, como estar a la última en su evolución. De forma muy esquemática, la comunicación digital global de una empresa en la red, debería tener en cuenta, al menos, los siguientes pasos:

  1. Campañas de publicidad en Internet y sus modalidades de pago, desarrollo, conversión, medición y fidelización.
  2. Posicionar la de marca en buscadores para llegar de la manera más fácil al comprador.
  3. Definir una estrategia de Social Media Marketing, tanto a la hora de marcarse unos objetivos a lograr y el target al que se dirige, como para construir una reputación online idónea para todo ello. El uso de las redes sociales es clave en este punto.
  4. Atención al cliente. Es comunicación y es fundamental para fidelizar y mantener la reputación.

Cada uno de estos pasos se puedes desarrollar en multitud de áreas, técnicas, opciones, etc. Esto puede ser algo obvio para mucha gente que esté habituada a utilizar el marketing digital y la red para desarrollar su negocio, pero hay un dato a tener en cuenta y que da idea del potencial que existe en nuestro país para este ámbito: el 42% de las empresas españolas no han utilizado o desconoce el uso de las nuevas tecnologías de la información y las redes sociales para mejorar su actividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada