martes, 20 de noviembre de 2012

Cómo escribir en Internet – Masterclass

El contenido principal de nuestra web es el contenido textual y por eso debemos prestarle especial atención. A través de esta Masterclass, impartida por Sofía Clariana, Coordinadora de Conecta tu Negocio, en colaboración con Patricia Gómez Jurado, especialista en traducción web de Google, veréis los aspectos principales que debéis cuidar.


Cómo leemos en Internet
Antes de comenzar a escribir debemos conocer cuál es el comportamiento estándar de los usuarios en Internet, en este caso nos interesa especialmente saber cómo leen. Para ello una aplicación muy útil son los “Mapas de calor”, con los que podréis ver en qué zonas se fijan más los usuarios dentro de cada una de las páginas que conforman vuestra web.

Además, hay que tener en cuenta que cuando un usuario navega, tan solo el 16% lee los textos, un porcentaje muy bajo. Esto se debe a que la gente busca lo que necesita y “escanea” para encontrarlo lo más rápidamente posible, por ello debemos ponérselo tan fácil como podamos, destacando siempre diferentes formas de ponerse en contacto con nosotros.

Estructura de contenidos
Aquí hay que destacar dos puntos fundamentales:

  • Los títulos de cada página: en lenguaje HTML se pueden incluir has 6, pero de una forma más visual tenemos: el propio título de la página -> el título de la sección, por ejemplo “Zapatos de caballero” -> los títulos de cada uno de los productos.
  • Los textos deben ser cortos y concisos y en ellos debemos utilizar recursos como las negritas o cursivas, incluso enlaces a otras partes de nuestra web. Una forma de mostrar fácilmente los contenidos es a través de listas.

Escribir bien importa
Una web es el reflejo de nuestra empresa y debemos cuidar hasta el último detalle, que podría ser la correcta ortografía de todos nuestros textos. Además tenemos que asegurarnos de usar correctamente la gramática. Estos aspectos básicos darán fiabilidad a nuestros clientes.

Estilo de redacción
Debemos mostrar nuestra personalidad y lo mejor de nuestra empresa pero sin descuidar la forma. Hay que utilizar un lenguaje sencillo, claro y directo y mantener el tono en toda la página.

Y recordad que el cliente busca información sobre la empresa: quiénes somos, desde cuándo trabajamos, qué vendemos, cuál es nuestro producto estrella… y no párrafos vanidosos.

Si queréis ampliar información os recomendamos la lectura de “Cómo redactar el contenido de tu web”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada