martes, 29 de marzo de 2011

¿Qué hay detrás de las siglas SEO?

Cuando en anteriores post hemos hablado acerca de la elección del dominio, la definición de la arquitectura de la página o la redacción de contenidos, sin tú quizá saberlo hemos estado hablado de SEO. Para entenderlo mejor comencemos explicando de dónde viene esta palabra: SEO son las siglas en inglés de Search Engine Optimization, o, lo que es lo mismo, Optimización de Motores de Búsqueda.

Ahora bien, ¿qué son los buscadores? Son las herramientas, como Google, Bing o Yahoo, que nos permiten encontrar una página web, un blog, un contenido específico a partir de la introducción de un término o frase, que denominamos ‘palabra clave’, en un cuadro de búsqueda. Hasta aquí todo claro y sencillo, ya que las páginas de buscadores son las más utilizadas por los usuarios de Internet.

¿Y cómo funcionan? Cada buscador tiene su propia fórmula. Este sistema informático busca archivos almacenados en servidores web mediante un programa conocido como “Araña Web”, que inspecciona las páginas de la Red de forma metódica y automatizada. La búsqueda proporciona así una serie de enlaces a los sitios que consideran más relevantes, teniendo en cuenta la búsqueda que se haya realizado.

Las principales razones por las que las búsquedas en Internet se realizan mediante estas herramientas son: facilidad de uso, rapidez, relevancia, accesibilidad, actualización, confianza e indexación.

Así que, que tu página aparezca entre los primeros resultados de un buscador es algo que marca la diferencia para nuestro negocio, puesto que seremos encontrados de forma más fácil. Esta mayor visibilidad, si se tienes una buena página web de fácil navegación y con contenidos relevantes, puede convertir al visitante en un nuevo cliente.

No existen fórmulas milagrosas para optimizar tu web y conseguir un aumento en el tráfico procedente de buscadores, pero sí hay directrices básicas que ayudan a tener una página con un buen SEO:

  • Uso de palabras clave: piensa a través de qué frases o palabras buscaría un usuario para encontrar tu empresa y utilízalas. Por ejemplo: si tienes un negocio de ropa de mujer se puede llegar por términos como “ropa mujer”, “vestido”, “falda”…
  • Alta en los buscadores: una vez creada la web has de darlo de alta en los motores de búsqueda. Para ello puedes utilizar, por ejemplo, el alta de página de Google.
  • Consigue enlaces externos: date a conocer a través de tus contactos, ya que generará enlaces hacia tu web, cuantas más páginas apunten hacia tu empresa mejor valorada estará por los buscadores.

De ahí la importancia de conocer bien cómo funciona un motor de búsqueda porque, de esta forma, podremos optimizar nuestra web para que aparezca en lo alto de sus índices y nos localicen nuestros futuros clientes. Podéis visitar www.google.es/webmasters, la web donde Google te muestra los datos sobre el rastreo, la indexación y el tráfico de búsqueda

2 comentarios:

  1. Además yo recomendaría algunas webs de SEO muy completas e interesantes como :

    SEOcretos
    Consultor SEO
    SEO blog
    vSEO

    ResponderEliminar
  2. Gracias por las recomendaciones David. Un saludo.

    ResponderEliminar